Desde las primeras semanas se notan pequeños cambios, depende de la constancia de cada persona y el tiempo que le emplee. Ahí es donde entra el entrenador personal, ya que estará contigo y te motivará en todo momento.