En primer lugar, la defensa personal no tiene por qué tener contacto menos para un iniciado, es más, se recomienda coger una base sólida de técnica de meses, antes de empezar a trabajar con el Light Contact.
En segundo lugar, no hay límite de prácticas, aunque lo más aconsejable es entre 2 y 5 sesiones de una hora a la semana. Y es entre ese número de sesiones en las cuales tu cardiovascular mejorará exponencialmente.