Desde los 9 años en adelante creemos que es una edad en la que son conscientes de todo y su capacidad de absorción es extremadamente buena.
Es una opción muy adecuada para los niños y jóvenes las técnicas que utilizamos no sólo aumentarán y potenciarán sus cualidades físicas sino que además como en todas las artes marciales, y se le enseñará respeto y valores que harán que el joven mejore en el conjunto de su personalidad liberando estrés y obteniendo mayor armonía y paz interior.